00

Ningún producto

Envío gratuito!transporte
0,00€

Producto añadido correctamente a su carrito de la compra

Cantidad
Total

Hay 0 artículos en su carrito.Hay 1 artículo en su cesta.

Total productos:: 
Total envío:: Envío gratuito!: 
Impuestos0,00€
Total: 
Continuar la compraIr a la caja

Antojos de comida: ¿podría necesitar magnesio?

¿Alguna vez se ha preguntado por qué experimenta una sensación de hambre excesiva incluso cuando acaba de comer, o se pregunta qué significan realmente los antojos de comida que tiene?

Antojos de comida: ¿podría necesitar magnesio?

Updated on

¿Alguna vez se ha preguntado por qué experimenta una sensación de hambre excesiva incluso cuando acaba de comer, o se pregunta qué significan realmente los antojos de comida que tiene? Los científicos no cesan de desentrañar los mecanismos fisiológicos y psicológicos que desencadenan los antojos y su papel en el aumento de peso, el equilibrio hormonal, el estado de ánimo y la energía.

Retortijones de hambre: ¿realmente tiene sed?

La mayoría asumimos con seguridad que nuestro cuerpo es capaz de darnos señales bastante precisas para lo esencial de lo que necesitamos obtener. Si nos estamos quedando sin energía, entonces se produce una compleja cascada de señales en la que el cerebro inicia la sensación de hambre para que pueda buscar alimentos y recargar la energía. Pero, ¿qué pasa con las señales para hidratar el cuerpo? Después de todo, ¡esto debe ser muy importante teniendo en cuenta que el cuerpo está compuesto de alrededor de un 60 % de agua! El cuerpo tiene una demanda muy alta de agua porque se utiliza en muchas áreas del cuerpo. El agua forma la base de muchos fluidos corporales: sangre, jugos gástricos, mucosidades protectoras y fluidos celulares, tanto dentro de las células como en el fluido que baña el exterior de las células.

Seguro, es algo sencillo: si tiene hambre, debe comer y si tiene sed, debe beber, ¿no? Bueno, según los científicos no siempre es tan sencillo. En algunas personas, cuando se encuentran en condiciones de estrés, el cerebro puede confundir la señalización de la sed con la señalización del hambre. Por lo tanto, si tiene hambre constantemente o experimenta retortijones de hambre, incluso cuando sabe que se encuentra satisfecho, es posible que esté en realidad sediento.

Son los electrolitos los que ayudan al cuerpo a mantener el equilibrio de agua, así que si bebe más agua pero todavía tiene hambre, puede ser que los electrolitos estén desequilibrados. Demasiado sodio e insuficiente magnesio y potasio pueden dificultar la hidratación de las células del cuerpo. Reducir los alimentos salados y complementar con Altrient Magnesium liposomal es una buena manera de ayudar a mantener el equilibrio de electrolitos.

Antojo de sal: ¿su cuerpo necesita más minerales?

Aunque muchos de nosotros tenemos demasiada sal en nuestra dieta, los antojos de alimentos salados son muy comunes. Las razones de la deficiencia de sodio incluyen sudoración excesiva, altos niveles de estrés, enfermedad de Addison, síndrome de Bartter o, simplemente, trabajar en condiciones calurosas. Sin embargo, antes de meter la mano en una bolsa grande de patatas fritas o pretzels, o comenzar a asar un poco de tocino, dedique un momento a pensar cómo puede cambiar el interruptor de sus hábitos salados para que no termine con la presión arterial alta o con tobillos hinchados. Si cree que se encuentra bajo un estrés considerable (trabajo, familia, relaciones o estilo de vida), entonces explorar formas de apoyar sus glándulas suprarrenales y establecer su respuesta al estrés es un buen punto de partida. El magnesio, las vitaminas B y la vitamina C ayudan a mantener el funcionamiento normal de las glándulas suprarrenales, por lo que estos nutrientes son vitales en momentos de estrés. Los investigadores también creen que los antojos de comida salada son la forma en que el cuerpo señaliza la necesidad de más minerales como el calcio, el magnesio y el potasio. Estos minerales son importantes para ayudar a mantener el equilibrio de sodio y agua dentro del cuerpo. La suplementación con Altrient Magnesium liposomal ayuda a soportar la resistencia al estrés, al tiempo que fortalece el estado mineral, ya que el magnesio ayuda a equilibrar el calcio.

Antojos de chocolate: ¿están sus hormonas fuera de control?

¿A quién no le gusta un trozo de chocolate de vez en cuando? Bueno, para algunas personas los antojos de chocolate pueden ser diarios o (para muchas mujeres) mensuales. Una revisión de la bibliografía sobre antojos de chocolate revela por qué este alimento de lujo tiene un atractivo adicional cuando se habla de antojos de comida. El chocolate contiene una combinación de componentes biológicamente activos como flavanoles de cacao, metilxantinas, aminas biogénicas, alcaloides y ácidos grasos similares a los cannabinoides que pueden influir en el comportamiento y las sensaciones psicológicas, de forma similar a otras sustancias adictivas. Pero los investigadores también han descubierto que algunas personas pueden tener antojos de chocolate como una forma de autocorregir deficiencias de nutrientes específicos como el magnesio, o incluso ayudar a regular los neurotransmisores involucrados en el estado de ánimo, como la serotonina y la dopamina. Los investigadores continúan explorando la relación entre el consumo de chocolate y la posibilidad de mejorar el estado de ánimo, reducir la ansiedad y aumentar la función cognitiva.

Para las mujeres, los antojos de chocolate a menudo ocurren en la fase lútea (o premenstrual) de su ciclo menstrual. Los estudios han demostrado que las fluctuaciones en el estrógeno durante la fase premenstrual exacerban una deficiencia de magnesio en las mujeres que sufren de síndrome premenstrual, lo que aumenta los síntomas de antojos de chocolate, cambios de humor, ansiedad, aumento de peso, retención de líquidos e incluso sensibilidad en los senos. Los estudios demuestran que la suplementación con magnesio, cromo y vitamina B6 es de gran beneficio para las mujeres con síndrome premenstrual y antojos.

Necesita algo dulce: ¿un mala gestión de la insulina?

Los antojos de alimentos dulces o almidonados no son muy diferentes a los antojos de chocolate, pero en lugar de que el cuerpo quiera restaurar el estado de magnesio y aprovechar el estrógeno que se produce, se cree que los antojos de azúcar reflejan la mala manutención de los niveles de glucosa en la sangre y el desequilibrio de la insulina. Cuanto más actúe sobre estos antojos de azúcar y busque galletas, tartas y dulces, más se avivará el problema, ya que las células corporales pueden volverse resistentes a la insulina. Evitar saltarse comidas, intercambiar carbohidratos refinados por cereales integrales (pan blanco por arroz integral, arroz blanco por cereales integrales) y centrar su dieta en alimentos ricos en fibra soluble: avena, cereales integrales, legumbres, lentejas, frutas frescas y verduras ayuda a mejorar la gestión del azúcar en la sangre y reducir los antojos. El cromo y el magnesio son dos minerales que ayudan a mantener niveles saludables de insulina y a despertar a las células para que vuelvan a recibirla. Las vitaminas B también son de vital importancia para todos los aspectos del metabolismo de los carbohidratos, por lo que suplementar con Altrient Vitamin B y Mineral Complex diariamente es una decisión inteligente cuando se trata de favorecer un control saludable del azúcar en sangre.

Bibliografía

  • Bruinsma K1, Taren DL. Chocolate: food or drug?J Am Diet Assoc. Octubre de 1999;99(10):1249-56.

  • Tuenter E1, Foubert K1, Pieters L1. Mood Components in Cocoa and Chocolate: The Mood Pyramid. Planta Med. Agosto de 2018;84(12-13):839-844. doi: 10.1055/a-0588-5534. Epub 14 de marzo de 2018.

  • Scholey A, Owen L. Effects of chocolate on cognitive function and mood: a systematic review. Nutr Rev. Oct. de 2013;71(10):665-81. doi: 10.1111/nure.12065.

  • Pase MP1, Scholey AB, Pipingas A, Kras M, Nolidin K, Gibbs A, Wesnes K, Stough C. Cocoa polyphenols enhance positive mood states but not cognitive performance: a randomized, placebo-controlled trial. J Psychopharmacol. Mayo de 2013;27(5):451-8. doi: 10.1177/0269881112473791. Epub 29 de enero de 2013.

  • Santiago-Rodríguez E1, Estrada-Zaldívar B2, Zaldívar-Uribe E3. Effects of Dark Chocolate Intake on Brain Electrical Oscillations in Healthy People. Foods. 8 de nov. de 2018;7(11). pii: E187. doi: 10.3390/foods7110187.

  • Marsh CE1, Green DJ2, Naylor LH3, Guelfi KJ3. Consumption of dark chocolate attenuates subsequent food intake compared with milk and white chocolate in postmenopausal women. Appetite. 1 de sep. de 2017;116:544-551. doi: 10.1016/j.appet.2017.05.050. Epub 29 de mayo de 2017.

  • Cinquanta L1, Di Cesare C2, Manoni R3, Piano A4, Roberti P4, Salvatori G2. Mineral essential elements for nutrition in different chocolate products. Int J Food Sci Nutr. Nov. de 2016;67(7):773-8. doi: 10.1080/09637486.2016.1199664. Epub 26 de junio de 2016.

  • Ellam S1, Williamson G. Cocoa and human health. Annu Rev Nutr. 2013;33:105-28. doi: 10.1146/annurev-nutr-071811-150642. Epub 29 de abril de 2013.

  • Møller SE1. Serotonin, carbohydrates, and atypical depression. Pharmacol Toxicol. 1992;71 Supl. 1:61-71.

  • Wurtman JJ1. Carbohydrate craving, mood changes, and obesity. J Clin Psychiatry. Agosto de 1988;49 Supl.:37-9.

  • Wurtman RJ1, Wurtman JJ. Do carbohydrates affect food intake via neurotransmitter activity? Appetite. 1988;11 Supl. 1:42-7.

  • Chao AM1,2, Jastreboff AM3,4, White MA5,6, Grilo CM5,7,8, Sinha R5,9. Stress, cortisol, and other appetite-related hormones: Prospective prediction of 6-month changes in food cravings and weight. Obesity (Silver Spring). Abril de 2017;25(4):713-720. doi: 10.1002/oby.21790.