00

Ningún producto

Envío gratuito!transporte
0,00€

Producto añadido correctamente a su carrito de la compra

Cantidad
Total

Hay 0 artículos en su carrito.Hay 1 artículo en su cesta.

Total productos:: 
Total envío:: Envío gratuito!: 
Impuestos0,00€
Total: 
Continuar la compraIr a la caja

5 razones por las que tomar magnesio para el síndrome premenstrual (PMS, por sus siglas en inglés)

Se estima que hasta el 30 % de las mujeres pueden experimentar un síndrome premenstrual entre moderado y grave, y que entre el 5 y el 8 % de estas (alrededor de 800.000 en el Reino Unido) sufren un síndrome premenstrual grave.

5 razones por las que tomar magnesio para el síndrome premenstrual (PMS, por sus siglas en inglés)

Updated on

Se estima que hasta el 30 % de las mujeres pueden experimentar un síndrome premenstrual entre moderado y grave, y que entre el 5 y el 8 % de estas (alrededor de 800.000 en el Reino Unido) sufren un síndrome premenstrual grave. No fue hasta principios de los 40 cuando el síndrome premenstrual se documentó como dolencia y ahora, más de 50 años después, la investigación ha descubierto un conjunto de 150 síntomas vinculados con este síndrome. Los investigadores continúan publicando resultados positivos de estudios que se centran en los suplementos naturales (extractos botánicos, vitaminas y minerales) que ayudan a mantener el equilibrio hormonal, reajustan los neurotransmisores y reducen las prostaglandinas inflamatorias, todo lo cual sustenta la fisiología del síndrome premenstrual. Un nutriente, en particular, que aparece en muchos estudios, es el magnesio. A continuación se explica por qué este mineral puede ayudarla a bajar el volumen de su drama premenstrual de cada mes.

Las mujeres con síndrome premenstrual suelen tener bajos niveles de magnesio

Durante los 7 o 10 días (fase lútea) que conducen al período de la mujer, el conjunto que forman las fluctuaciones de estrógenos y progesterona, las deficiencias de nutrientes y los desequilibrios de los neurotransmisores desencadenan una amplia gama de síntomas emocionales, físicos y de conducta. La ciencia aún está descubriendo los mecanismos que hay detrás del síndrome premenstrual, pero se considera que la deficiencia de magnesio durante la fase lútea es uno de los factores. Un estudio italiano reveló que la carencia de magnesio es habitual en mujeres que padecen el síndrome premenstrual y destacó que, en un ensayo clínico de 2 meses, la administración de un suplemento diario de 360 mg de magnesio desde el día 15 hasta el primer día del ciclo menstrual ayudó a disminuir las molestias menstruales. Otro estudio realizado por el Dr. Guy Abraham y Joel Hargrove, doctores en Medicina (MD, por sus siglas en inglés), también indicó que las mujeres con síndrome premenstrual presentaban bajos niveles de magnesio en los glóbulos rojos, y concluyeron que el aumento de las hormonas del estrés agota rápidamente las reservas de magnesio, lo que permite que se desencadene el síndrome premenstrual.

El magnesio liposomal ofrece una absorción superior

Hay muchos estudios, que relacionan el magnesio con muchos aspectos distintos del síndrome premenstrual, que indican que el magnesio es un suplemento necesario para el equilibrio hormonal. Muchos de los estudios clínicos utilizan óxido de magnesio, pero es bien sabido por los investigadores que esta forma de magnesio se absorbe adecuadamente. Los avances de la ciencia y la tecnología han permitido que la tecnología de encapsulación liposomal cree una forma liposomal de magnesio, un medio muy superior de suministrar un suplemento de magnesio bioactivo y de alta absorción que es una opción ideal para quienes padecen el síndrome premenstrual.

1. Dolores de cabeza y migrañas menstruales.

Los investigadores han descubierto una fuerte conexión entre las hormonas de los estrógenos y los dolores de cabeza por migraña, que es el motivo de que las migrañas suelan afectar más a las mujeres que a los hombres. Los episodios de cefaleas en racimos y migrañas menstruales (un subtipo particular de migraña que ocurre 2 o 3 días antes de la menstruación) pueden ser un factor habitual, y debilitador, del síndrome premenstrual para muchas mujeres. Los niveles bajos de estrógenos tienden a dejar a la mujer vulnerable ante los dolores de cabeza y las migrañas, pero es la disminución real de los estrógenos lo que desencadena estos dolorosos síntomas. Muchas mujeres que padecen migrañas menstruales descubren que sus migrañas desaparecen durante el embarazo o después de la menopausia, ya que durante esas etapas los niveles de estrógenos permanecen constantes. Entre los productos naturales, existe cierta evidencia que apoya los suplementos con magnesio, fitoestrógenos y ginkgolida B, pero es el magnesio el que parece estar obteniendo los mejores resultados. Los investigadores han descubierto que puede existir un umbral de migraña más bajo debido a una carencia de magnesio y que la administración de suplementos de magnesio ayuda a reducir la intensidad del dolor de migraña y mejora los dolores de cabeza premenstruales.  

2. Antojos y apetito

Alrededor del 40% de las mujeres con síndrome premenstrual notan un aumento del apetito y antojos de azúcar o de alimentos ricos en almidón. Hay estudios que indican que estas mujeres producen mayores cantidades de insulina durante esta fase de su ciclo, lo que potencia un mal control del azúcar en la sangre. Seguir una dieta de índice glucémico o de carga glucémica (GI o GL, respectivamente, por sus siglas en inglés) puede ser beneficioso. Los estudios indican que los suplementos de magnesio favorecen la producción de insulina, controlan la sensibilidad a la insulina y ayudan a controlar el azúcar en la sangre, lo que, a su vez, ayuda a calmar los antojos y el apetito.

3. Aumento de peso y distensión abdominal

Se estima que el 66 % de quienes sufren síndrome premenstrual experimentan, antes de la menstruación, aumento de peso, hinchazón, molestias en los senos, e hinchazón en las manos, los pies o la cara. El bajo contenido de magnesio en la fase lútea produce un aumento de los niveles de la hormona corticosteroide aldosterona, responsable del equilibrio hídrico. Los altos niveles de aldosterona provocan la retención de sodio y potencian la pérdida adicional de magnesio, y a esto le sigue, en breve, la retención de líquidos. Reducir el estrés y embarcarse en una dieta baja en sodio o sin sodio añadido (sal) es muy recomendable, y los suplementos de magnesio y de aceite de onagra (GLA, por sus siglas en inglés) ayudan al cuerpo a reequilibrar el sodio y a eliminar líquidos.

En 1998, en una prueba doble ciego controlada por placebo que llevó a cabo la Dra. Ann Walker y se publicó en el Journal of Women's Health (Revista de salud femenina), después de dos meses de suplementos de magnesio, los resultados mostraron una reducción de un 40 % en la retención de líquidos premenstrual, en las molestias en los senos y en la distensión abdominal, así como una reducción significativa del aumento de peso y de la hinchazón de las manos y piernas.

4. Ansiedad y altibajos de estado de ánimo

Con mucho, uno de los problemas premenstruales más comunes es la ansiedad que afecta, aproximadamente, al 80 % de las mujeres con síndrome premenstrual. A menudo viene acompaña de tensión, altibajos de estado de ánimo, irritabilidad y tensión nerviosa provocados por niveles elevados de factores "estimulantes" como los estrógenos, la serotonina y la adrenalina, sin los adecuados "calmantes" como la dopamina y el glutamato. Existe una relación entre el bajo nivel de magnesio y la forma en que se liberan los neurotransmisores en el cerebro: cuando los niveles de magnesio son bajos, también se reduce la liberación de dopamina y de glutamato. La falta de estos dos neurotransmisores aumenta los síntomas premenstruales relacionados con la ansiedad.  

Eliminar la cafeína, reducir los alimentos con alto contenido en grasas saturadas y reducir el estrés es un buen punto de partida, pero también es beneficioso aportar un suplemento de magnesio. Un estudio del año 2000, publicado en Journal of Women's Health y Gender-Based Medicine (Revista de salud femenina y  Medicina basada en el género, respectivamente) descubrió que la combinación de suplementos de vitamina B6 y magnesio producía un efecto sinérgico notable y ejercía un impacto positivo en la ansiedad premenstrual, los altibajos de estado de ánimo, la irritabilidad y la tensión nerviosa.

5. Bajo estado de ánimo y depresión

Otro síntoma vinculado con el estado de ánimo, aplicable casi al 30 % de las mujeres con síndrome premenstrual, es la depresión, a menudo acompañada de llanto, de sensación de agobio, de insomnio, de torpeza y de retraimiento. El calcio y el magnesio trabajan en equipo en muchas áreas de la salud. Se cree que tener el magnesio bajo en la fase lútea también provoca que baje el calcio y esto reduce la liberación de acetilcolina y glutamato, lo que desencadena altibajos en el estado de ánimo y abre la puerta a un nivel bajo de serotonina y a la depresión. En un estudio de 1991 publicado en Obstetrics and Gynecology, los investigadores estudiaron si los suplementos de magnesio podían mejorar el estado de ánimo de las mujeres afectadas por el síndrome premenstrual. Los resultados revelaron que la administración de suplementos de magnesio produjo mejoras en aquellas que sufrían "estados de ánimo negativos". Incluir alimentos ricos en triptófano en la dieta también es una buena idea: plátanos, clara de huevo, pavo, pollo, pescado, yogur, requesón, cacahuetes, avena y pipas de calabaza.

El síndrome premenstrual es una afección con múltiples factores, en la que influyen las deficiencias nutricionales, el estilo de vida, el equilibrio de los neurotransmisores y las fluctuaciones hormonales que todas las mujeres, probablemente, experimentarán en algún momento de su vida. Hacer cambios en la dieta, reducir el consumo de alcohol y aumentar el ejercicio ayudan a mantener el equilibro hormonal. Los suplementos de magnesio ofrecen un enorme apoyo en los momentos en que el estrés de la vida desestabiliza el ritmo natural de su ciclo menstrual. Se ha demostrado que este mineral es útil para muchos de los síntomas asociados con el síndrome premenstrual.

Autor - Susie Debice - Científico de Alimentos y Nutricionista

Referencias

  1. Facchinetti F, Borella P, Sances G, Fioroni L, Nappi RE, Genazzani AR El magnesio oral alivia con éxito los altibajos de estado de ánimo premenstruales. http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/2067759

  2. Abraham GE, Lubran MM. "Niveles de magnesio en suero y glóbulos rojos en pacientes con tensión premenstrual". Am J Clin Nutr. 34: 2364-6, 1981. www.ajcn.org

  3. Allais G1, Castagnoli Gabellari I, Burzio C, Rolando S, De Lorenzo C, Mana O, Benedetto C.

  4. Allais G1, Castagnoli Gabellari I, Burzio C, Rolando S, De Lorenzo C, Mana O, Benedetto C. Síndrome premenstrual y migraña. Neurol Sci. mayo 2012; 33 Suppl 1: S111-5. doi: 10.1007 / s10072-012-1054-5.

  5. Canning, S, Waterman, M y Dye, L (2006) Suplementos dietéticos y remedios herbales para el síndrome premenstrual (PMS, por sus siglas en inglés): revisión de investigación sistemática de la evidencia de su eficacia.

  6. Canning, S, Waterman, M y Dye, L (2006) Suplementos dietéticos y remedios herbales para el síndrome premenstrual (PMS, por sus siglas en inglés): revisión de investigación sistemática de la evidencia de su eficacia. Journal of Reproductive and Infant Psychology24(4), 363-378 (Diario de psicología reproductiva e infantil).

  7. Delale OM, Nacharaju VL, Altura BM, Altura BT. Las hormonas esteroideas sexuales modulan los niveles de magnesio y calcio ionizados en suero a lo largo del ciclo menstrual en las mujeres. Fertil Steril 2008. 1998; 69: 958-62. (PubMed)

  8. Facchinetti F1, Sances G, Borella P, Genazzani AR, Nappi G. Profilaxis con magnesio en la migraña menstrual: efectos sobre el magnesio intracelular. Dolor de cabeza. Mayo 1991; 31 (5): 298-301.

  9. James PK. Alteraciones del metabolismo del magnesio En: Fauci AS, Martin JB, editores; Braunwald E, et al., editores. Principios de Harrison en las medicinas internas. 14ª ed. Vol 2. EE. UU.: McGraw-Hill; 1998. pp. 2263-5.

  10. Mario Barbagallo y Ligia J Domínguez Magnesio y diabetes tipo 2. Mundo J Diabetes. 2015 25 de agosto; 6 (10): 1152-1157.

  11. Mauskop A, Altura BT, Cracco RQ, Altura BM. Ensayo abierto de suplementos de magnesio para el tratamiento de migrañas y síntomas de síndromes premenstruales en mujeres premenopáusicas: efecto sobre el nivel de magnesio ionizado en suero. Neurología 1997; 48: A261-2.

  12. Neurol Sci. Mayo 2012; 33 Suppl 1: S111-5. Síndrome premenstrual y migraña.

  13. Obstet Gynecol. Agosto 1991; 78 (2): 177-81. El magnesio oral alivia con éxito los altibajos de estado de ánimo premenstruales.

  14. Parazzini F1, Di Martino M1, Pellegrino P2. El magnesio en la práctica ginecológica: revisión de la literatura científica. Res.Magnes. 2017 1 de febrero; 30 (1): 1-7.  

  15. Rodríguez-Morán M1, Guerrero-RomeroF. Los suplementos orales de magnesio mejoran la sensibilidad a la insulina y el control metabólico en sujetos diabéticos tipo 2: un ensayo controlado aleatorio doble ciego. Cuidados de la diabetes. Abril de 2003; 26 (4): 1147-52.

  16. Seelig MS. Interrelación de magnesio y estrógeno en trastornos cardiovasculares y óseos, eclampsia, migraña y síndrome premenstrual. J Am Coll Nutr. 1993; 12: 442–58. (PubMed)

  17. TarletonEK1, Littenberg B2. Ingesta de magnesio y depresión en adultos. J Am Board Fam Med. 2015 marzo-abril; 28 (2): 249-56.

  18. Walker AF, De Souza MC, Vickers MF, Abeyasekera S, Collins ML, Trinca LA. La administración de magnesio suplementario alivia los síntomas premenstruales de retención de líquidos. J Womens Health (Revista de salud femenina). 1998 nov; 7 (9): 1157-65.