00

Ningún producto

Envío gratuito!transporte
0,00€

Producto añadido correctamente a su carrito de la compra

Cantidad
Total

Hay 0 artículos en su carrito.Hay 1 artículo en su cesta.

Total productos:: 
Total envío:: Envío gratuito!: 
Impuestos0,00€
Total: 
Continuar la compraIr a la caja

Consejos de nutrición para ayudarle a superar el estrés familiar

Cuando nos enfrentamos a situaciones estresantes, todos nos las arreglamos y reaccionamos de manera diferente.

Consejos de nutrición para ayudarle a superar el estrés familiar

Updated on

Cuando nos enfrentamos a situaciones estresantes, todos nos las arreglamos y reaccionamos de manera diferente. Algunos miembros de su familia pueden tener una mayor tolerancia al estrés y ser capaces de funcionar con normalidad independientemente de lo que suceda a su alrededor. Algunos familiares pueden incluso vivir con un poco de estrés o incluso utilizar el estrés como una herramienta de motivación para hacer las cosas. Otros miembros de la familia pueden tener un umbral muy bajo de tolerancia al estrés e incluso el más mínimo indicio de estrés puede hacer que se desestabilicen, se retraigan o se vuelvan impredecibles.

Los principales desencadenantes del estrés familiar

A medida que los padres van conociendo a sus hijos, es fácil adivinar qué situaciones o circunstancias pueden hacerlos perder el control emocionalmente y hacer que se desmoronen. Están los marcadores de estrés obvios: problemas en la escuela, exámenes, mudarse, divorciarse, cuidar a un familiar mayor o cambiar de trabajo; todo esto tiene un impacto en la dinámica familiar. Pero a menudo estamos tan ocupados y centrados en los grandes acontecimientos que no abordamos o ni siquiera reconocemos las tensiones del día a día que acaban por normalizarse. Ser infeliz en el trabajo, trabajar muchas horas, tener una gran carga de trabajo, sufrir una administración deficiente, relaciones de trabajo difíciles, expectativas poco claras de su función o no tener voz y voto en el proceso de toma de decisiones, son todos ellos factores de estrés relacionados con el trabajo que pueden acumularse con el tiempo. Llegar a casa al final de un largo día de trabajo sintiéndose cansado, agobiado e infravalorado puede repercutir en el entorno familiar.

Las preocupaciones financieras, la falta de armonía en las relaciones y el estrés de ser padres de niños pequeños o adolescentes problemáticos pueden causar problemas de comunicación y un ambiente tempestuoso en el hogar. ¡Meter la cabeza dentro de la arena no hará que las cosas mejoren mágicamente! Convierta en su misión cambiar la forma en que se comunica y sentará las bases para una vida más tranquila en el hogar. Conviértase en el tipo de persona que encuentra la manera de evitar un conflicto familiar en lugar de estar a la defensiva o reaccionar. Explore maneras de encontrar apoyo en el trabajo o redefina su función para que pueda volver a disfrutar del trabajo y volver a casa con energía y entusiasmado por el día que ha vivido. ¡Esta puede ser una energía inspiradora para todos!

Esfuerzo a corto plazo

El cuerpo humano está conectado de forma natural para reaccionar al estrés a corto plazo iniciando una cascada de respuestas fisiológicas que dirigen los recursos al cerebro, los pulmones, los ojos, el corazón, el sistema nervioso y los músculos. Esto nos permite pensar y actuar, de modo que podamos alejarnos rápidamente de situaciones potencialmente peligrosas o que supongan una amenaza. Esta reacción está diseñada para acontecimientos repentinos y, mientras que estas áreas vitales del cuerpo se vuelven hiperactivas, esto tiende a ser a expensas de otras zonas corporales «no activas» como la de la digestión y la piel. El cuerpo también aumenta los factores de coagulación en la sangre para ayudar a reducir la pérdida de sangre en caso de que resultemos heridos. Todos estos factores constituyen un esfuerzo fácil de mantener a corto plazo y el cuerpo puede recuperarse y reequilibrarse de forma efectiva, sin dejar mucho daño a largo plazo. Sin embargo, estas respuestas al estrés no están diseñadas para mantenerse de manera indefinida, y a largo plazo estas respuestas naturales al estrés pueden tener implicaciones preocupantes, particularmente para los sistemas cardiovascular y nervioso.

Impacto a largo plazo

El estrés emocional, financiero, de relaciones, de paternidad o laboral que muchos de nosotros enfrentamos hoy en día es muy diferente del estrés de vida o muerte que experimentaron nuestros antepasados cavernícolas. Cuando el estrés a corto plazo se transforma en estrés a largo plazo, el cuerpo humano comienza a sufrir, ya que el estrés a largo plazo puede tener un impacto en nuestra salud y bienestar. Con el tiempo, las glándulas suprarrenales, la tiroides, el sistema digestivo, la piel, el corazón y el sistema inmunológico pueden empezar a sentir la tensión y luchar por funcionar de manera óptima. Los episodios de caídas de energía, bajo estado de ánimo, dolores de cabeza, infecciones frecuentes, problemas de piel, falta de sueño, dolores y molestias musculares y digestiones inestables son signos delatores asociados con el estrés continuo. Entonces, ¿cuál es la mejor manera de ayudarse a sí mismo y a sus hijos cuando experimentan los efectos físicos y emocionales del estrés? Pues bien, una dieta y un estilo de vida saludables, junto con un sueño reparador, pueden contribuir en gran medida a crear resistencia al estrés para todos los miembros de la familia.

Consejos de estilo de vida y dieta para equilibrar el estrés

Controlar la cafeína: tomar tazas de cafeína puede poner un sistema nervioso ya de por sí agotado en hiperactivo, ¡lo que le hace irritable e irascible! A corto plazo, la cafeína puede ayudar a superar las ganas de procrastinar, y activar el control y la concentración para ayudar a superar esa lista de tareas pendientes. Sin embargo, la cafeína y el estrés a largo plazo no son una combinación perfecta. Limite el té o el café, mantenga el cuerpo hidratado con agua de coco, agua caliente y limón o tés de hierbas para ayudar a que su función cognitiva permanezca activa en lugar de decaer.

Carbohidratos complejos: crear energía sostenible y un estado de ánimo optimista a lo largo del día puede ayudarle a anticiparse al estrés. Sustituya los carbohidratos refinados (pan blanco, arroz blanco, pasta blanca) y los alimentos, bocadillos y bebidas azucarados que tienden a proporcionar un breve estallido de energía seguido de un desplome de energía general. En su lugar, céntrese en los carbohidratos complejos como los cereales integrales (pan integral, arroz integral, pasta integral), lentejas, legumbres y frutas y verduras frescas para obtener una energía más constante durante todo el día.

Vitaminas esenciales: la exposición prolongada al estrés tiende a agotar las vitaminas B y también la vitamina C. Esto puede deberse a que, a diferencia de otras vitaminas, las B y C no se almacenan en el cuerpo, por lo que un suministro diario es esencial, y el estrés puede aumentar la necesidad de ambas vitaminas. Al tomar suplementos dietéticos, es importante elegir un suplemento alimenticio de alta calidad que proporcione fuentes altamente absorbibles de los nutrientes. Las formas liposomales de ciertos nutrientes pueden proporcionar un nivel optimizado de absorción en comparación con otras formas de los mismos nutrientes.

Sugerencias para dormir: el sueño ayuda a restablecer y refrescar el cuerpo, cargando el tanque de energía y dejándolo listo para un nuevo día de actividad física y mental. Sin un sueño adecuado, es probable que se sienta cansado, agobiado y tenga una función cognitiva y un rendimiento deficientes. Cuando la hormona del estrés, el cortisol, se eleva a un nivel demasiado alto durante demasiado tiempo, puede interrumpir el ritmo circadiano y alterar las hormonas del sueño, como la melatonina, lo que dificulta que se quede dormido de forma natural. El mineral magnesio ayuda a contrarrestar los efectos del cortisol, favorece la relajación, calma la mente y el sistema nervioso y favorece un sueño reparador. Al tomar suplementos dietéticos, es importante elegir un suplemento alimenticio de alta calidad que proporcione fuentes altamente absorbibles de los nutrientes. Elegir un magnesio encapsulado liposomal ayuda a proporcionarle una forma de magnesio que tiene una absorción más eficiente que los suplementos de magnesio estándar.

Autora: Susie Debice (licenciada con honores en ION)

Científica de alimentos y terapeuta nutricional